Nueva norma de eficiencia protegerá al consumidor



Viernes, 29 de diciembre de 2017

La Secretaría Nacional de Energía (SNE) informa que desde este jueves 28 de diciembre de 2017, aparecen en Gaceta Oficial No. 28434-A, las Resoluciones del Ministerio de Comercio e Industrias que establecen y regulan la entrada al mercado panameño de equipos acondicionadores de aire tipo Inverter, Split, ventana y central.

Con este nuevo paso se espera un impacto en ahorro estimado en 100 Millones de dólares al 2020, y permitirá al consumidor final, conocer el nivel real de eficiencia energética, colocando productos de calidad en el mercado e igualando las referencias de ahorro para dichos equipos, indicó la Ing. Rebeca Ramírez, del departamento de electricidad de la SNE.

Estos reglamentos técnicos obligan el cumplimiento de los índices mínimos de eficiencia energética contenidos en las Normas Técnicas de dichos equipos y establecen las etiquetas de eficiencia energética que deberán estar visibles para el consumidor.

Con esta publicación empieza a regir el tiempo de transición, para los equipos acondicionadores de aire objeto de estos reglamentos técnicos y tendrán un periodo de hasta año y medio para que los comercios adecuen sus importaciones y los equipos en venta porten su etiqueta, tal como lo establece el Decreto Ejecutivo 398 de 2013 y la Ley 69 de 2012.

La Norma técnica de acondicionadores de aire central y los reglamentos técnicos para  los acondicionadores Inverter, Split, Multisplit y de ventanas en capacidades nominales de enfriamiento de hasta 60,000 BTU, aparecen en el siguiente link https://www.gacetaoficial.gob.pa/

Los nuevos reglamentos técnicos fueron elaborados por La Secretaría Nacional de Energía (SNE) en conjunto con el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) y los Comité Técnicos Sectoriales, del que formaban parte, tanto entidades públicas como privadas, en compañía de la academia.

La elaboración de la presente Norma Técnica responde a la necesidad de incrementar el ahorro de energía y la preservación de recursos energéticos; además de proteger al consumidor de productos de menor calidad y consumo excesivo de energía eléctrica que pudieran llegar al mercado, indicó la ingeniera Ramírez.