Hacia un país que marque el ranking en eficiencia energética



Jueves, 30 de noviembre de 2017

Representantes del sector público y privado de la Región se reúnen en Panamá para analizar la posibilidad de implementar medidas y regulaciones regionales, para fortalecer la eficiencia energética.

El encuentro fue organizado por la Secretaría Nacional de Energía (SNE) y el Banco Mundial (BM).

Con jornadas extraordinarias que comprenden talleres, exposiciones y reuniones de alto perfil, los representantes regionales han avanzado en estrategias de liderazgo, para mejorar cada día la eficiencia energética, con un enfoque hacia la armonización de marcos y normas regulatorias, como la implementación de un sistema de etiquetado y políticas a nivel regional, para crear un mercado centroamericano competitivo, contribuir a la lucha contra el cambio climático y reducir la huella de carbono.

El Secretario de Energía de Panamá, Víctor Urrutia, manifestó: “ La eficiencia energética se ha convertido en un pilar de atención para nosotros, la eficiencia energética es la energía más económica, rápida y sostenible”.

Reunir a todo el sector es la clave. Pocas veces tenemos la oportunidad de contar con una amplia y representativa participación de la región, lo que es sin dudas un gran cambio y avance. Comenzamos a materializar los proyectos que hemos trabajado en los últimos años”, indicó el titular de energía.

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), las empresas que implementan medidas de gestión energética para aumentar su eficiencia (como la ISO50001 o estándares similares) logran ahorros energéticos y financieros superiores al 10 por ciento. Iniciativas, como la instalación de equipos eficientes, pueden redundar en ahorros aún mayores. Esto, a su vez, conlleva una reducción de costos para las empresas y hogares, lo cual facilita que sean más competitivas en sus presupuestos.

Moderar la demanda y reducir la brecha de suministro energético es nuestro norte, a la vez que permite abordar los desafíos ambientales”, señaló Seynabou Sakho, Directora del Banco Mundial para América Central. Agregó que, por esta razón, “la institución impulsa una asistencia técnica regional donde se brinda colaboración a los países en la identificación e implementación de medidas de eficiencia energética”.

Si bien, América Central ha logrado progresos importantes en el sector energético, quedan retos por resolver, como una elevada dependencia de las fuentes térmicas. En este sentido, el diálogo entre expertos supone un punto de partida clave para avanzar hacia una estrategia más consolidada en la eficiencia energética en la región.

Según estimaciones de la AIE, el sector energía representa dos tercios de las emisiones de gases de efecto invernadero y un 80 por ciento de las emisiones de CO2.

Otro tema que se analiza es cómo puede América Central mejorar la eficiencia energética en los edificios, que según la iniciativa para edificios sostenibles y el clima de Naciones Unidas suponen el 30 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero vinculadas a energía. Es necesario tomar como ejemplo ejemplos a países como Chile, Corea y Australia.